De vida o muerte

Rubí sufre de constantes dolores de cabeza, en cualquier momento del día y en las más insospechadas circunstancias -comiendo, bañándose o hablando por teléfono-. De pronto se queda callada, la mirada perdida, la respiración profunda y empieza a mover de forma repetitiva manos y pies; de pronto deja todo, se levanta con furia y se encierra en su cuarto.

Al principio la madre -y mejor amiga- creyó que era algún desorden derivado de que empezó a menstruar, pero Rubí no le decía nada- cosa que la preocupo sobremanera- así que averiguo con sus amigas, con el chico que le gusta, y hasta con las abuelitas -viejas cómplices de la adolescente- pero nada.

El padre -el que la ayudaba a escaparse- estaba muy intranquilo y sonreía con nerviosidad, pero simulaba no importarle las “locuras” de su esposa o las quejas exageradas de su madre y suegra, aunque ante las miradas molestas y autoritarias de su padre y suegro se sentía algo intimidado.

Hasta que un día la “bebe” tuvo una crisis nerviosa, fue necesario llevarla a la clínica, notificar al colegio, a la academia, al circulo, a las amigas y amigos y por su puesto dar una buena suma a todos los que la vieron en medio de su crisis para que no trascendiera; seria terrible que se supiera, podrían creer que tenia algo raro o lo que es pero, que ellos tenían algo raro.

El doctor -viejo amigo y confidente de los padres- estaba desesperado, la pequeña Rubí estaba en estado muy critico, pero en lo mental; y no sabia como hablarle a los padres. Pero gracias a su experiencia tuvo una inspiración milagrosa, se acerco a ella y le  pregunto con voz suave y serena:

– Rubí, ¿que te preocupa tanto?

Y la pequeña al escuchar por fin una voz amiga decidió hablar:

– Doctor, por favor no le diga nada a mi mama, ni a los abuelitos; pero mi papa me prometió el mejor regalo del mundo por mi cumpleaños, pero debo elegir el modelo y no me decido; ya no puedo comer, no puedo dormir, no puedo vivir; es la decisión más importante de mi vida, es una decisión de vida o muerte.

– ¿Y que no puedes decidir?

– No me decido, es imposible, lo pienso y lo pienso y no puedo elegir, prefiero morir que seguir así. ¿Que sera de mi vida si no dedico bien? Ya no seré feliz, ya …

Y la pequeña empezó a llorar desconsoladamente por un buen rato, hasta que se calmo, levanto su rostro y con voz suplicante dijo:

– Por favor doctor ¡Sálveme la vida!…Dígame cual es mejor: ¿Plana con 8K o Curva con 4K?

Licencia de Creative Commons
De vida o muerte by Luis Andres Perez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s